#reflexiones 

Reloj de tiempo

Me encontraba leyendo un libro llamado “La Cabaña” que trata sobre un padre que sufre una tragedia familiar el cual luego en búsqueda de respuestas se encuentra con tres seres especiales que lo ayudan en ese proceso de encontrarse a sí mismo y reconciliarse con su pasado. En una parte del libro, cuando Mack, el protagonista, se encontraba cerca de un lago conversando con uno de los seres especiales, este le hizo la siguiente pregunta que cito a continuación:

Pero ahora dime: ¿dónde pasas la mayor parte del tiempo en tu mente, en tu imaginación: en el presente, el pasado o el futuro?

Mack pensó un momento antes de contestar: –Supongo que tendría que decir que paso muy poco tiempo en el presente. Paso gran parte en el pasado, aunque casi todo el tiempo restante trato de imaginar el futuro.

–Como la mayoría de la gente…

Me sentí particularmente identificado con el sentir de Mack. Me hizo pensar si mis preocupaciones y mis expectativas se deben a que, en mi mente, paso mucho tiempo en el pasado o el futuro. Esto me hizo reflexionar en que no soy el único que piensan así. Entonces vino a mi mente, ¿que tan diferentes serían las cosas sí me enfocará más en el presente?, Si confiara un poco más en el futuro y… Aprendiera, mas no viviera en el pasado.

Mack era un hombre muy atribulado, el cual su triste pasado lo perseguía y no lo dejaba encontrar la felicidad. Pensar en su pasado y en aquellas cosas que no podía cambiar eran causantes de una Gran tristeza. Además de esto la incertidumbre de las cosas por venir no le permitían gozar del presente como quizás podía hacer.

¿Cuántos de nosotros nos encontramos en esa situación? Yo personalmente, me hallo en ese estado muchas veces y sé que ustedes también. ¿No se han puesto a pensar que muchos de los pensamientos que provocan ansiedad, temor, estrés e incertidumbre pueden ser causados por pensar en realidades que no han sucedido y que quizás no sucedan? Siento que vivir en el presente, enfocándonos en aquellas cosas que en realidad podemos manejar, nos podría ayudar a lidiar mejor con nuestras vidas y enfrentar con mejores bases el futuro. Pensar menos en el mañana y resolver el ahora puede resultar siendo mucho más efectivo y una mejor inversión de nuestro tiempo.

En realidad el futuro aún no existe y no sabemos si estaremos ahí, sin embargo, estamos en este momento, vivos, en el presente. Hay mucho del presente que requiere de nuestra atención y dedicación para perder tiempo en cosas que no podemos cambiar o que no han sucedido.

Espero que el consejo que le dieron a Mack de vivir el presente y tener más confianza en el futuro sea de ayuda a cada uno de nosotros y que nos permita llevar vidas más plenas.

Compartir

Relacionados


Salir de la zona de comfort

Procrastinar es algo súmamente fácil

No tienes que tener la razón

Tener un propósito